Es un certificado que permite acreditar la carencia de delitos de naturaleza sexual.

La solicitud de los certificados se hará preferentemente por medios electrónicos, de conformidad con la Ley 39/2015, de 1 de octubre De esta forma

Tratándose de prácticas obligatorias, la no aportación del Certificado conllevará que no puedas concluir tus estudios.