Doble Grado en Derecho y Filosofía

Los conocimientos que se pueden adquirir en este doble grado se refieren a los fundamentos históricos, filosóficos y constitucionales del ordenamiento jurídico, sus principales instituciones públicas y privadas; la gestación y evolución histórica de las ideas y conceptos fundamentales de la Filosofía y su análisis cultural; las fuentes jurídicas y su manejo, así como la identificación y aplicación de las fuentes jurídicas de relevancia y de los principios generales del derecho a una cuestión concreta; interrelaciones entre la Filosofía y el Derecho; saber argumentar sólidamente y detectar deficiencias y falacias lógicas en los discursos públicos junto con el desarrollo de capacidades de negociación y mediación, cuestión hoy tan boga en el ámbito jurídico; lectura, interpretación y redacción de textos de naturaleza jurídica y filosófica, desde una perspectiva interdisciplinar.
 
Con este doble grado se abre enormemente el abanico de salidas profesionales, ya que, con la normativa complementaria que en su caso pueda exigir la normativa en vigor, se accederá a profesiones tales como abogado, procurador de los tribunales, agente de la propiedad industrial, auditor de cuentas, gestor administrativo; docencia, tanto en enseñanzas medias como universitarias, tras la realización del posgrado adecuado; desempeño, previa superación de la correspondiente oposición o concursooposición, de las siguientes profesiones: juez, fiscal, Abogado del Estado, secretario judicial, letrado de distintos cuerpos de la Administración pública (Consejo de Estado, Cortes Generales, tribunales de cuentas, comunidades autónomas, parlamentos regionales, etc.), notario, registrador de la propiedad y mercantil, diplomático, funcionario de la Unión Europea y de otros organismos internacionales, inspector de hacienda, inspector de trabajo, técnico superior de la Administración pública (Estatal, Autonómica y Local), Secretario Interventor de la Administración Local; asesor en la gestión cultural (editoriales, ONGs); empresas nacionales e internacionales del sector industrial, comercial, banca, seguros, cooperación al desarrollo, etc, en distintas áreas: personal y recursos humanos, asesoría jurídica, asesoría fiscal y tributaria, comercio exterior; investigación en áreas específicas de la Filosofía y el Derecho. A todo ello debe añadirse que hay una serie de oposiciones, diseñadas básicamente para titulados en derecho, pero para las que la formación filosófica resulta un magnífico complemento (Letrado del Consejo de Estado, Letrado de Cortes, Cuerpo Diplomático, Funcionario de la Unión Europea, por citar las más destacadas).
 
 
Mostrar en listado del resultados del filtro: 
1